miércoles, 29 de abril de 2015

Técnicas de comunicación para emprendedores

En un mundo donde las comunicaciones cada vez tienen mayor relevancia, es imprescindible para poder emprender saber comunicar. Hay personas que nacen con un don natural y les resulta muy sencillo poder transmitir aquellas ideas que tienen en mente, hacer llegar al interlocutor adecuado el mensaje, o bien conseguir empatía a través de las palabras.

Sin embargo no todo el mundo sabe cómo hacerlo. No te preocupes, el buen comunicador puede crearse. Hay que superar el miedo escénico a decir lo que se piensa, aunque a través de internet hay mucha gente que supera esta primera barrera. Tampoco se trata de hablar y hablar, hay que seleccionar que es lo que le interesa a mi interlocutor.

La comunicación es un elemento fundamental para diferenciarse y establecer relación con nuestros públicos en entornos cada vez más complejos y dinámicos. Los grupos de interés van más allá de nuestros seguidores, o posibles clientes, también tenemos que tener en cuenta a proveedores o posibles inversores si queremos ampliar el negocio.

Hoy queremos destacar dos técnicas que cualquier emprendedor debería dominar o al menos conocer:


Esta técnica es fundamental cuando se hace networking. Poder transmitir en un periodo muy corto de tiempo, normalmente 60 segundos, la idea de tu negocio. Supuestamente, toma este nombre de la situación de contarle a un posible inversor tu idea en un ascensor.
Aunque en un principio te parezca fácil, no es sencillo despertar interés en un período tan corto de tiempo.  En 60 segundos debes de contar a quién te diriges, tu público objetivo, qué necesidad vas a satisfacer y cómo, qué mercado hay y cuáles son las posibilidades, porqué van a invertir contigo y no con otro, y por supuesto, cuál es tu modelo de negocio. ¿Ahora te parece tan sencillo?.. pero se puede aprender.


El storytelling está de moda, pero ¿qué es en realidad?. Pues ni más, ni menos que contar una historia. ¿No os habéis fijado como vuestros pequeños se quedan hipnotizados cuando un cuenta-cuentos le relata una historia?. Pues cada negocio tiene una historia que contar, cada idea un relato que crear, y cada futuro emprendedor un sueño que realizar.
Para poder transmitir toda esta magia alrededor de nuestra idea de negocio hay que aprender a expresarnos de una manera diferente. Dejar la vieja y tradicional escuela de los negocios y enganchar a nuestros seguidores o clientes con una conexión más emocional. Con esta nueva técnica de comunicación que puedes aplicar a cualquier campo o relación: clientes, proveedores, inversores, etc. Puedes generar más empatía, confianza, que la idea sea más fácil de recordar, y por supuesto un vínculo más afectivo.

¿Qué te parecen nuestras propuestas?, ¿te animas a ponerlas en práctica?. Seguro que mejorarán tus resultados.