miércoles, 22 de abril de 2015

Beneficios del Co-working




Genial, ¡ya eres un empresario! Has montado tu empresa, tienes proyectos, pero quieres dar un paso más. Probablemente trabajes desde tu casa, un lugar que te resulta cómodo pero desde el que es un poquito más difícil construir relaciones profesionales de calidad, y desconectar del trabajo cuando es necesario. Tu casa ha sido un sitio perfecto para iniciarte en este mundo, pero empieza a quedarse pequeña. Y te planteas el co-working.



Con la crisis se han creado multitud de espacios destinados a que pequeños empresarios o autónomos puedan compartir su espacio de trabajo con otros profesionales, es lo que se ha venido a llamar co-working.

¿Y qué beneficios te puede ofrecer a ti trabajar en un espacio de este tipo?

  • eliges la amplitud de tu espacio de trabajo, cuánto necesitas para desempeñar adecuadamente tu trabajo, si necesitas salas de reuniones permanentes o sólo por horas, etc.
  • El tiempo que lo vas a usar.
  • Y lo que quieres pagar por él.
  • Te permite crear rutinas de trabajo. Como indican en  la página de CoworkingSpain, y esto te ayuda a motivarte.
  • Te permite disponer de un espacio adecuado en el que recibir a tus clientes.  Esto hecho puede aportar seriedad a tu empresa, y es que “una imagen vale más que mil palabras”.
  • Se aprovechan sinergias y recursos comunes: conexión a Internet, impresoras,  salas de presentaciones, servicio de secretario.
  • Puedes interactuar con otros profesionales, que un momento dado pueden convertirse en clientes o proveedores, y de los que puedes aprender y aprovechar (networking e inspiración)
  • Asociacionismo. Alguno de estos sitios cuentan con beneficios muy interesantes y útiles para sus socios: legales, coach, fiscal.
  • Te permite estar constantemente actualizado, te vas a rodear de personas de diferentes formación y ascendencia que pueden enseñarte y de los que puedes aprender mucho para redirigir tu negocio
  • Te permite separar vida laboral y la personal,  evitar llevarte el trabajo a casa, por lo que la conciliación se hace más real.

Y tú, ¿Co-workeas?